CLAUSURA DE FIMA

La FIMA de Oro consolida su liderazgo internacional y logra el respaldo unánime del sector agrícola

La muestra, que se clausura hoy, bate el récord de asistencia con más de 218.000 visitantes 

Zaragoza, 15 de febrero de 2014.- La 38 Edición de la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola, la FIMA de Oro, ha cerrado hoy sus puertas consolidando su liderazgo como punto de encuentro del sector agrícola mundial. La edición del cincuentenario ha batido todos los récords con la asistencia de más de 218.000 visitantes, 1.251 expositores (un 6% más que en la edición anterior) y una superficie expositora de 135.000 metros cuadrados.

Unos datos históricos para despedir un certamen extraordinario que confirma la pujanza del sector, que se renueva con fuerza y calidad, destacando el alto nivel tecnológico de la muestra. Expositores y visitantes señalan  la excepcionalidad de una muestra con unas perspectivas de futuro inmejorables que sitúan a FIMA como salón de referencia del mercado internacional agroalimentario.

El multitudinario acto de inauguración de FIMA 2014, presidido por el Príncipe de Asturias, ya anunciaba el respaldo total de los profesionales del sector y su compromiso con una feria que sirve de escaparate tecnológico para la exhibición de las nuevas tendencias del mercado agrario.

La presencia del Príncipe Felipe, que recibió la insignia de honor de FIMA, ha supuesto un gran espaldarazo para el certamen y el sector. Al acto inaugural también asistió, entre otras autoridades, el Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, quién aprovechó el marco de FIMA para anunciar la puesta en marcha del Plan Renove para tractores y maquinaria agrícola.


 

AMBICIOSO PROGRAMA

Durante los cinco días se han sucedido las recepciones oficiales a diferentes personalidades de empresas y organismos públicos para agradecer su compromiso y apoyo a FIMA y fortalecer las relaciones profesionales con algunas de las firmas más prestigiosas que han participado en esta edición.

En este sentido, destaca el protagonismo que cobran las misiones comerciales, que constituyen una de las actividades con repercusión internacional más relevantes que tienen lugar durante la celebración de la muestra, y que este año ha contado con la participación de 158 delegaciones procedentes de 34 países dedicadas a la importación, con el objetivo de establecer intercambios comerciales con los expositores españoles que han participado en esta edición. 

En esta edición del cincuentenario ha habido también un sitio destacado para  reconocimientos y homenajes: a empresas, administraciones públicas y presidentes de los Comités Organizadores de las distintas ediciones. que, con su fidelidad y presencia en todas las ediciones desde que abriera sus puertas en 1964, han contribuido con su labor a situar a FIMA a la vanguardia internacional de las grandes ferias del sector primario.

El atractivo y ambicioso programa de actividades, encuentros y jornadas técnicas diseñado por la organización ha resultado un éxito de participación que demuestra la diversidad y calidad de una muestra que no ha dejado indiferente a nadie. Entre los actos destaca la celebración del IV Congreso de Desarrollo Rural al que han asistido más de 300 personas y más de 40 ponentes expertos que han analizado y reflexionado sobre los nuevos retos del campo y la ciudad. 

Impulsar una agricultura profesional y productiva es el reto que se plantea el sector primario y así quedó de manifiesto en el XII Encuentro Nacional de Operadores de Cereales, inaugurado por Mª Isabel García Tejerina, Secretaria General de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Asimismo, las empresas expositoras  han querido rendir un homenaje a la propia FIMA, coincidiendo además con su 50 Aniversario. Así, la Asociación Nacional de Maquinaria Agropecuaria, Forestal y de Espacios Verdes (ANSEMAT) ha reconocido el apoyo decidido de FIMA al sector de la mecanización sirviendo como escaparate para conocer las últimas innovaciones en maquinaria y equipos destinados a labores agrícolas, otorgándole el V Premio ANSEMAT. Por su parte, la Agrupación Española de Fabricantes-Exportadores de Maquinaria Agrícola (Agragex) también ha reconocido la calidad y profesionalidad de FIMA con una placa conmemorativa del cincuentenario.

Como recuerdo de la celebración de la FIMA de Oro, la organización ha elaborado un libro que recoge las cinco décadas de la mecanización agraria en España, un video recordatorio de la historia de FIMA y su progreso durante estos 50 años, y un vino de una selección de uva garnacha con un etiquetado especial del aniversario de la muestra.  

Hoy sábado, tras cinco días de incesante actividad comercial y técnica, la Feria ha cerrado sus puertas con un balance absolutamente extraordinario. Un broche de oro que abre múltiples expectativas para la próxima FIMA, que volverá a su cita con todo el sector primario el año 2016.

Volver